Costa Rica un país subdesarrollado casi exitoso

La crisis de los ochenta evidenció dos inconsistencias del estilo costarricense de desarrollo: por un lado, a pesar de sus logros en términos de la calidad de vida de sectores amplios de la población, la estructura productiva era más bien limitada e incapaz de generar un crecimiento dinámico que sustentara ese bienestar social que la población aprendía a disfrutar -y a exigir- como un derecho. Por otro lado, la crisis y el ajuste debilitaron el pacto social entre los grupos medios y los sectores empresariales emergentes que había dado base política al estilo de desarrollo costarricense en las décadas anteriores; en su lugar, emergió una nueva alianza político-económica liderada por los grupos financieros y exportadores. Con este reacomodo de fuerzas sociales e intereses económicos se corre el riesgo de promover un éxito de corto alcance: con un dinamismo insuficiente y una limitada capacidad de dar sustento a un bienestar social de base amplia, el estilo costarricense podría fácilmente diluirse hasta caer en el típico equilibrio de bajo nivel característico del crecimiento basado en pobreza. El reto radica en superar el viejo desequilibrio, pero avanzando hacia un equilibrio de alto nivel que dé sustento a una nueva fase del estilo costarricense. Esto supondría un nuevo reacomodo en los balances políticos.

Precio: ₡ 8000

Datos del libro

Autor(a)

Leonardo Garnier

Es Catedrático y profesor de economía de la Universidad de Costa Rica y la Universidad Nacional. Fue Ministro del Planificación Nacional y Política Económica en Costa Rica de 1994 a 1998, donde también fue asesor y Viceministro entre 1987 y 1990. Ministro de Educación Pública, entre el 2006 y 2010 y nuevamente entre el 2010 … Ver más